fbpx
Seleccionar página

El maestro Yoda decía que nuestro enfoque determina nuestra realidad.

Cuando prestamos atención a algo, nuestro cerebro filtra entre los miles de estímulos que estamos recibiendo. Por ejemplo, ahora mismo estás leyendo esto y no estás percibiendo la temperatura del entorno, el peso de la ropa sobre tu cuerpo o la forma en que te estás apoyando sobre el suelo.

Entonces, si nos enfocamos en los peligros, perdemos de vista las oportunidades. Y tendremos una visión del mundo dominada por el miedo.

Pero esto también significa que si somos capaces de controlar hacia dónde se dirige nuestra atención, somos capaces de decidir la visión que tenemos del mundo.

Y la visión que tengamos del mundo generará pensamientos que estén alineados con ella.

Y los pensamientos generan emociones y sentimientos.

Este es uno de los descubrimientos más productivos que he tenido en mi vida. Porque significa que puedo decidir cómo me afectan las cosas.

Y si yo puedo decidir, ya no puedo echarle la culpa a nadie de lo que me pasa.

Y eso me da la responsabilidad de hacer algo. De cambiar las cosas. De cambiar mi vida.

Ok, todo esto es muy bonito, pero…

¿y eso cómo se hace?

No es cuestión de repetirte: «hoy voy a pensar en positivo», o «yo puedo decidir».

Se trata de generarnos estados que nos transformen en personas positivas. De redirigir nuestra atención.

Hay un ejercicio que ayuda a eso. Lo llevo haciendo desde que supe que existía. Cada día. Todos los días.

Se llama el diario de los 5 minutos. Y se hace así:

Durante los 3 primeros minutos de cada mañana, según te levantas de la cama, escribe en un cuaderno

  • 3 cosas por las que debo estar agradecido en este momento de mi vida
  • 3 cosas que van a hacer que este día sea especial
  • 1 afirmación que describa cómo va a ser tu día. «Hoy voy a estar sonriente, voy a hacer ejercicio y voy a terminar con el capítulo dedicado a La Atención de mi curso online».

Durante los 2 últimos minutos de cada día, justo antes de ir a la cama, escribe en el cuaderno

  • 3 cosas buenas que hayan pasado hoy.
  • ¿Qué podría haber hecho que hoy fuera un mejor día?

Es un ejercicio simple que dispara sentimientos positivos, que te obliga a poner el enfoque en los sitios correctos.

Siempre será mejor que ponerte a escuchar las noticias…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies