fbpx

La primera vez que una novia me dejó, de eso hace ya mucho, era poco más que un niño.

Aquella noche llegué a casa y no había nadie. No encendí las luces, simplemente me senté en el sofá a llorar.

Sí, a veces me pongo intenso.

Entonces llegó mi padre y vió a su hijo adolescente llorando en la oscuridad. Por si el hombre no tuviera ninguna preocupación, ahí estaba yo.

Mi padre nunca se caracterizó por su empatía e inteligencia emocional. Con los años ha ganado mucho, pero en aquel entonces no.

Encendió las luces, me vió y me dijo: ¿qué haces aquí?

Le expliqué con toda mi pena y dolor.

Me dijo: «Nada es tan importante.»

Se dió la vuelta y me dejó allí. Con las luces encendidas.

No fue la ayuda más cercana y sentida de todas. Imagino que tampoco tenía mucho que decir para ayudarme.

Pero funcionó. Por supuesto estuve triste unos días. Sin embargo, aquel comentario me ayudó a relativizar. A pensar que hay problemas más graves.

Y a pensar que los problemas no se afrontan llorando.

Estas últimas semanas han sido duras para nosotros. Mis suegros están en Londres, afectados por coronavirus y lo están pasando mal. Son mayores y han corrido peligro.

Obviamente esto asusta y desde la distancia sientes una impotencia enorme. Pero la forma de afrontarlo es pensar en el paso más pequeño que somos capaces de dar.

Y darlo.

Y luego el siguiente. Sin perder el ánimo. Y si necesitas llorar, llora, y desahógate.

Y toma fuerzas para dar el siguiente pequeño paso.

Solamente podíamos llamarles cada poco y asegurarnos de que comían y bebían agua. Ellos no eran capaces de recordar cuándo fue la última vez que habían comido.

Pues eso hicimos.

Ya están mejor.

Con cualquier otro problema, reto o proyecto, es igual. Cuando te veas incapaz de reaccionar, piensa en el siguiente paso que eres capaz de dar.

Y comprométete a darlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies