Capturar o recopilar es el primero de los 5 hábitos para la productividad sin estrés del método de David Allen. Te cuento a continuación todo lo que debes saber para hacerlo correctamente.

¿Qué es Capturar en GTD®?

Capturar es el hábito de enviar momentáneamente a un “contenedor provisional” todo lo que nos viene a la cabeza y es susceptible de reclamar nuestra atención en un futuro.

Se trata de anotar todas aquellas cosas que pueden requerir una acción por nuestra parte. Debemos anotarlas en un lugar al que estemos seguros de que vamos a volver para rescatarlas más adelante.

¿Por qué Capturar en GTD®?

La finalidad de este hábito es vaciar nuestra cabeza de cosas con las que aún no hemos decidido exactamente qué hacer.

El continuo machaqueo de cosas por hacer, de las que no sabemos ni siquiera cómo las vamos a afrontar, provoca frustración, reducción de nuestra capacidad de atención y estrés. Por lo tanto, el primer paso para la productividad sin estrés es conseguir vaciar la mente de este ataque constante.

¿Cómo Capturar en GTD®?

Para capturar correctamente, debes tener bien interiorizado que la única finalidad de capturar algo es sacarlo de la cabeza. No tienes ni debes dedicar tiempo a pensar sobre qué vas a hacer con ello.

El objetivo es sacar rápidamente de la cabeza ese pensamiento que acaba de llegar mientras estabas haciendo otra cosa para poder volver a concentrarte en lo que estabas haciendo.

Entonces, conviene ser lo más escueto posible siempre que cuando vayas a ver tus notas capturadas puedas identificar qué fue lo que capturaste.

Por ejemplo, entre “Ir al centro comercial el próximo viernes para comprar el regalo de cumpleaños de Laura” y “Regalo cumpleaños Laura”, la opción correcta es la segunda. ¿Por qué? Porque en la primera opción has tenido que salirte completamente de lo que estabas haciendo para pensar dónde y cuándo ir a comprar el regalo. Con la segunda opción solamente has parado unos segundos porque sabes que más tarde te pararás a pensar dónde, cuándo y qué comprarle. Y ese será el momento correcto.

¿Dónde capturar en GTD®?

Puedes capturar en tu teléfono móvil, en un bloc de notas, en una grabadora de audio,… Lo único importante es que sea donde sea que lo hagas, estés seguro de que vas a volver a por ello para decidir qué hacer con todo lo que has capturado.

Yo solía tomar notas continuamente en decenas de papeles que la mayoría de las veces no volvía a consultar. Luego supe que esta era una práctica muy común que no sirve para nada. En el fondo sabemos que eso que anotamos está yendo a un lugar que no vamos a volver a consultar. Esto lo sabe nuestro cerebro y por eso lo retiene y sigue volviendo a martillearnos en el momento menos adecuado.

La otra opción es peor. Y es que si el cerebro de verdad confía en que vamos a recuperarlo en algún momento y no lo hacemos, terminaremos por olvidarnos de algo que podría ser importante.

Espero que este artículo te haya ayudado a capturar mejor si ya utilizas GTD® como método de productividad. Si aún no lo utilizas, te animo a que empieces lo antes posible a disfrutar de ser más productivo sin estrés.

Gracias por leer hasta aquí. Si te ha gustado, dímelo en los comentarios. Si crees que le puede ser útil a alguien, compártelo.

Recursos:
Vector de Negocios creado por rawpixel.com

Otros artículos que te pueden interesar